Los medios sociales como herramienta de aprendizaje

Las redes sociales son parte importante en la vida de nuestros estudiantes. Muchas veces esto se traduce en una distracción para ellos, pero dado su carácter masivo, podría ser más bien una oportunidad para la educación activa y entretenida dentro de “sus mundos.” Así, ya no sólo verán notificaciones, fotos, tweets o comentarios de sus amigos, sino que ahora uno de sus cursos estará tan presente como aquellas notificaciones que solían “distraerlos.”

Eventualmente el hecho de que los alumnos vean dicho curso en las redes sociales constantemente, generará mayor compromiso de ellos hacia el curso al verlo como algo más familiar, desarrollando el aprendizaje activo de dichos contenidos.

Un artículo de la página Edudemic nos explica cómo integrar las redes sociales a la enseñanza. De ser integradas, las redes sociales podrían así contribuir a la educación de los estudiantes si se ven como una potencial herramienta de clase y se usan con las políticas de privacidad adecuadas. Por ejemplo:

Facebook

Ciertamente es una red social muy utilizada entre estudiantes y profesores, entonces ¿por qué no hacer un grupo de clase?

Grupos creados en esta plataforma permiten una comunicación más amigable y rápida para los estudiantes, facilitan la publicación de videos interactivos para el profesor, e incentiva a los alumnos a participar dándoles la opción de publicar comentarios directamente en el muro del curso. Este último aspecto incentiva al estudiante a mejorar sus habilidades de escritura y de pensamiento crítico, dado que dicho comentario será visto por todo el curso. Incluso podría ser evaluado por el profesor.

Twitter

Resulta ser muy práctico utilizarla cuando se quiere discutir sobre algún contenido de la clase, dado que permite seguir la opinión de expertos en el tema o incluso crear hashtags sobre algún tema de interés global. Además permite mantenerse al día de algunas investigaciones sin buscar más allá por los últimos avances de esta.

Permite a los alumnos además de leer, la interacción con otras personas y sus compañeros en cierta discusión. Incluso permite la incorporación de ex-alumnos del ramo a las discusiones.

Blog

Tener un blog crea una especie de comunidad en la clase generando las confianzas necesarias que el curso aprenda en conjunto. Las posibilidades de discutir sobre un tema son infinitas, por lo que los alumnos pueden ir más allá en el conocimiento y sus habilidades de escritura, dado que mientras más escriban, mejor será su próximo post.

YouTube

Los estudiantes pueden ya sea ver un video hecho por el profesor, o asignarles que revisen alguno en la plataforma antes de entrar a la clase misma.

Uno de los aspectos más valioso de YouTube es que entrega a los alumnos la oportunidad de grabar su propio video explicando algún contenido del curso. Sus compañeros disfrutarán ver a sus pares enseñando dicho contenido y dado esto, se preocuparán de preparar el video lo mejor posible en cuanto su contenido claro (conduciéndoles a entender el tema) y a su performance en este. Incluso, podría usarse para acortar las presentaciones del material del curso, ya que las “presentaciones” se harían en YouTube, dedicando así el tiempo de clase al debate constructivo acerca de la misma.

Instagram

Esta plataforma permite a los alumnos publicar fotos de algún tema visto en clases como algún personaje involucrado, algún libro etc. Esto facilita la información sobre algunos temas prácticos utilizando herramientas visuales.

Plataformas como estas pueden pasar de ser distracciones a ser herramientas valiosa de aprendizaje tanto para docentes como para alumnos, facilitando la comunicación y discusión de contenidos fuera de la sala de clases. En el Ce4 estamos disponibles para discutir ideas con los profesores de nuestra Facultad acerca de cómo incorporar estas herramientas a nuestros procesos de aprendizaje.

 

Últimos artículos

Archivo

contáctanos